Agorafobia: el aislamiento como protección

En muchas ocasiones la agorafobia comienza con un ataque de pánico para después convertirse en el mecanismo para evitar esos ataques. Nos encontramos ante una ansiedad muy compleja, una ansiedad extrema, exagerada, de estar en situaciones o lugares de los cuales uno piensa que no va a poder escapar.

Muchos afectados por este estado intenso de ansiedad sienten auténtico temor a abandonar un lugar que consideran su protección, como el hogar, o una persona. Esa separación puede causarle un intenso malestar y puede escalar hasta convertirse en un ataque de pánico.

Afortunadamente hay tratamiento para esta condición, además de medicamentos muy efectivos, y terapia psicológica, ejercicios respiratorios; etcétera. La agorafobia se puede controlar y, sobre todo, mientras más temprano se comience el tratamiento mucho mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s